TEMA: » SOLSTICIO DE VERANO EN LA REGIÓN DE LA ARAUCANÍA» por Alberto Cifuentes

0 774

En Chile, el solsticio de verano dará inicio el martes 21 de diciembre a las 12.59 horas (Esto de acuerdo a información de página de meteorología nacional).

Con ello se inicia la estación de verano que finalizará el día domingo 20 de marzo del 2022.

En forma resumida solsticio significa «sol quieto» y registran la máxima luminosidad solar en el hemisferio sur, en este caso. Es el día más luminoso del año y es la plenitud y la fuerza celeste que engendra y se distribuye por la naturaleza.

Pero al mismo tiempo inicia su proceso de declive que viene a culminar en el solsticio de invierno.

Simbólicamente viene a indicar una instancia de que el padre Sol llega a ver las obras que cada uno ha construido durante su ausencia, por ende, es el período de las evaluaciones y que sin ser experto en esto se ve en las rendiciones de fin de año de las empresas, los gobiernos y diversidad de entidades o instituciuones.

La Iglesia Católica Apostólica Romana, asoció este solsticio con aspectos que en su contenido intentan afianzar la fe y la creencia en su poder religioso.

Ahora y en el interés de favorecer una mejor información sobre este solsticio, tenemos que decir que y como muchas otras cosas, nuestro solsticio de verano corresponde al solsticio de invierno en el hemisferio norte y aquí es donde se produce una copia de situaciones, ceremonias que no coinciden en su real dimensión. Veamos

En el solsticio de invierno se inicia la vida, después de haber fenecido naturalmente y si uno de nosotros vive en cualquier país de Europa, en este instante está viviendo el solsticio de invierno y, por ende, la Iglesia hace coincidir este solsticio con el nacimiento de Jesús, lo que es la Navidad. Debemos ser claro, también que el solsticio celebrados por los pueblos ancestrales y del mismo período del gobierno de Dios en la Tierra, eran verdaderos bacanales y excesos en todo sentido.

De acuerdo a la información histórica y de la Enciclopedia Católica, en el año 350 d. C., el Imperio Romano estableció el 25 de diciembre como la fecha en que nació Jesucristo, con el fin de ganar terreno entre las religiones paganas de esa época que veneraban ese día la Saturnalia y el nacimiento del Dios Sol, Mitra.

En estas festividades rendían culto a Saturno, deidad de la siembra y cosecha, con el fin de renovar la luz al llegar el año nuevo. Para satisfacer a su dios, los romanos realizaban sacrificios en el Templo de Saturno y organizaban un banquete público.

Tengo entendido que ese mismo 25 de diciembre nació el que fue Emperador de Roma, Nerón.

Para resumir, los europeos que se vinieron al hemisferio sur y en especial a nuestro Chile y aquí a la Araucanía, trajeron esa misma fiesta sin importar que aquí ya es verano y, por ende, incluso se vestía al arbolito de pascua con algodón simulando nieve, cosa que, porque se veía bonito, imitábamos como monos.

Pues bien, lo que celebramos aquí en el solsticio de invierno es un reflejo de lo que se hace en Europa.

Quedemos no, con lo que verdaderamente significa el solsticio de verano para nosotros, el día simbólico de la revisión de nuestras acciones morales y éticas, nuestro actuar social, religioso, político y de lo que hemos construido en bien de la comunidad y del entorno en donde vivimos y convivimos.

Y al mismo tiempo, agradecer a tantas familias que nos traen sus productos frescos como lechugas, cebollas, papas, ají, y que en las ferias hacen la alegría de su valioso trabajo para el bien de la comunidad.

Vaya que será interesante este solsticio de verano, ya que habremos elegido al nuevo próximo Presidente de la República y para quienes ganen será un solsticio de excelente rendición de cuentas, en tanto para los que pierdan, será una mala rendición de cuentas al “Dios Sol”

Por ende, Feliz Solsticio de Verano 2021


Por  Alberto Cifuentes Avello –  Profesor Normalista
Deja un comentario