Tema : «Juramento del Juego de la Pelota» por Alberto Cifuentes

1.267

Por Alberto Cifuentes

Profesor

“El Juramento del Juego de Pelota fue un compromiso de unión presentado el 20 de junio de 1789 entre los 577 diputados del tercer estado para no separarse hasta dotar a Francia de una Constitución, haciendo frente a las presiones del rey de Francia Luis XVI. El juramento de la Pelota fue considerado el precursor de la revolución de 1789 y también demostró que la soberanía nacional estaba formada por la voluntad personal de cada individuo.”

Valga lo anterior para dedicarnos a observar lo que en nuestro querido país está ocurriendo y en donde y teniendo como base, las distintas informaciones periodísticas y comentarios, en verdad parece un juego de la pelota, pero en el desorden, la desorientación, la ambición, el egoísmo y la ignorancia.

Así, por un lado, la parte de la pelota están los que asesinan a los que no obedecen en los compromisos de vender la pasta; en otro lado están los que coimean para conseguir sus apetitos en procesos judiciales. Seguimos con aquellos que políticamente se constituyen en entidades especiales para hacer convenios utilizando al “sufrido pueblo” como justificativo para recibir importantes sumas de dinero directos desde el estado, pero que hacen la diferencia, “ellos son el pueblo”, el resto vale callampa.

Y, bueno, en un lado está la manoseada democracia representativa en la que todos tienen derechos, ninguno deberes porque y otra vez “el pueblo lo demanda”.

Como se podrá observar, tenemos una pelota extraordinaria y que se vuelve, sencillamente “una pelotera”.

Entonces que es lo que debemos hacer. Quizás alguien atrevido que con un punzón la violente haciéndole una perforación y con ello deshaciendola y quizás, como un globo, salga expeliendo su mugre por los aires. O también un inocente niño, le de un puntapié y la envíe al fin del mundo para no tener más lados oscuros de ella.

En todo caso quedaría llorando el dueño de esa pelota, el que gana con todo lo que ella contiene. Quien, no tengo idea. Lo único es que habría algunos que se sentirían felices con una de esas decisiones. Bueno podría ser el “sufrido pueblo”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad